Cual es la manera correcta de calcularla

La indemnización por despido es el monto que cobra el trabajador cuando es despedido sin causa y varía de acuerdo a las Escalas Salariales del Convenio Colectivo aplicable.

La indemnización por despido es el monto que cobra el trabajador cuando es despedido sin causa, y varía de acuerdo a las escalas salariales del Convenio Colectivo de Trabajo aplicable.

Qué sueldo debe tomarse para la indemnización por despido?

Se toma el mejor sueldo bruto mensual, normal y habitual ‘devengado’ en el último año.  Además del sueldo básico corresponde incluir:

  • Todos los adicionales del Convenio Colectivo aplicable (consúltenos cuál)
  • Sueldo en negro
  • Comisiones
  • Propinas
  • Premios y gratificaciones
  • Bonus (siempre y cuando no sean resultado de una evaluación de desempeño)

Qué significa “sueldo devengado”?

Es el sueldo legal sin retenciones que debió haber cobrado el trabajador, y no el que efectivamente le pagaron, en cuyo caso podrá reclamar sus diferencias.  Por ejemplo, si Ud. cobra un sueldo básico de $10.000 pero el Convenio Colectivo establece que su salario debe ser de $ 14.000, la liquidación se calcula en base a estos $ 14.000 y podrá reclamar los $ 4.000 de diferencia por cada mes, con más sus respectivos intereses.

Hay un límite al sueldo?

Efectivamente. La ley dice que el sueldo no puede superar tres veces el promedio de todas las remuneraciones–excepto el adicional por antigüedad- del Convenio Colectivo que resulte aplicable.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que el límite no puede superar el 33% por resultar confiscatorio e irrazonable (fallo “Vizzoti Carlos Alberto c/ AMSA S.A.” del 14/09/2004).

 

Los rubros que la componen son los siguientes:

  • Indemnización por antigüedad: Es el rubro más importante y de acuerdo al art. 245 de la Ley de Contrato de Trabajo, equivale a un mes de sueldo por cada año de trabajo o fracción mayor de tres meses y nunca podrá ser inferior a un mes de sueldo.  Para tener derecho a cobrarla el trabajador deberá haber superado el período de prueba, es decir, tener más de tres meses de antigüedad.
  • Días trabajados: Corresponde al sueldo proporcional a los días trabajados en el mes, contados desde el primer día y hasta el momento en que se notifica el despido.
  • Preaviso: Corresponde a un mes de sueldo, si el trabajador tiene menos de 5 años de antigüedad, y 2 meses de sueldo si la supera.  En caso de período de prueba, al trabajador solo le corresponde 15 días.
  • S.A.C. sobre preaviso: Es el aguinaldo aplicado al preaviso, y se calcula como la doceava parte del preaviso omitido.
  • Integración del mes de despido: Corresponde al sueldo por los días faltantes hasta completar el último día del mes en que se produjo el despido.
  • S.A.C. sobre integración del mes de despido: Es el aguinaldo aplicado a la integración del mes de despido, y se calcula dividiendo por doce la integración.
  • S.A.C. proporcional a la extinción del contrato de trabajo: Conocido como “aguinaldo” o “sueldo anual complementario”, se trata de una indemnización que se calcula como la doceava parte de todas las remuneraciones devengadas en la fracción del último semestre trabajado, hasta el momento del despido.
  • Vacaciones: Producido el despido,el trabajador cobrará una indemnización equivalente al salario correspondiente al período de descanso proporcional a la fracción del año trabajada.
    El período de vacaciones varía de acuerdo a la antigüedad del trabajador:
    a)      Menos de cinco años de antigüedad: 14 días corridos.
    b)      Entre cinco y diez años de antigüedad: 21 días corridos.
    c)      Entre diez y veinte años de antigüedad: 28 días corridos
    d)      Antigüedad mayor de veinte años: 35 días corridos.
  • S.A.C. sobre vacaciones: Es el aguinaldo aplicado a las vacaciones y se lo calcula dividiendo por doce el importe de las vacaciones.

 

Tanto si usted es empleador cuanto trabajador, lo invitamos a completar el formulario de consulta online y le diremos cuál es importe correcto de la liquidación.

 

¿Cuál es el plazo para el pago de la indemnización por despido?

El plazo para el pago de todas las indemnizaciones es de cuatro días hábiles luego de notificado el despido, para el trabajador mensualizado o quincenal (art. 255 bis de la Ley de Contrato de Trabajo).

 

¿Qué sucede si el trabajador cobra una liquidación incorrecta?

Según el art. 260 de la Ley de Contrato de Trabajo el empleador deberá tener especial cuidado en pagar los rubros legales, ya que si la liquidación es insuficiente se arriesga a que el trabajador reclame administrativa o judicialmente todas las diferencias salariales e indemnizatorias por todo el período no prescripto.  Dicho en otras palabras, si el trabajador cobra una liquidación inferior a la que corresponde, podrá reclamar todas las diferencias salariales por los últimos dos años de la relación laboral, más sus intereses.

¿En qué consisten las diferencias salariales y convencionales?

Primero hay que distinguir diferencias salariales de diferencias convencionales.  Las “diferencias salariales” son las discordancias entre el salario “devengado” y el efectivamente pagado.  Salario “devengado” es el sueldo que el trabajador debió haber cobrado; ello significa que tiene derecho a cobrar aquellos importes que aún se le adeudan o que fueron pagados en forma insuficiente.

En cambio, “diferencias convencionales” son aquéllas que surgen cuando el trabajador cobra un salario que está por dejado de lo que marcan las Escalas Salariales del Convenio Colectivo de Trabajo que corresponda.

En ambos casos el trabajador tiene derecho a reclamar aquellas sumas que no le fueron pagadas, correspondientes a los últimos dos años de la vigencia del vínculo.

¿Debe descontarse el impuesto a las ganancias?

El art. 20, inciso “i” de la Ley 20628 dice que las indemnizaciones por antigüedad están exentas del impuesto.  Adviértase que la ley se refiere a “indemnizaciones por antigüedad”, o sea la prevista por el art. 245 de la Ley de Contrato de Trabajo.  Ello significa que el tributo alcanza a todos los demás rubros de la liquidación final (preaviso, integración mes de despido, días trabajados, vacaciones, etcétera).

Por otro lado, el art. 8° del Decreto 976/2018 dictado el 31/10/2018, dice que el impuesto se aplica a “Las sumas que se generen con motivo de la desvinculación laboral de empleados…”.  Cuando el decreto dice “las sumas” se refiere a todos los rubros que integran la liquidación final.  Afortunadamente, el impuesto a las ganancias solo se paga sobre indemnizaciones de trabajadores se desempeñen en cargos directivos y ejecutivos de empresas públicas y privadas cuya remuneración bruta mensual supere quince el Salario Mínimo, Vital y Móvil vigente a la fecha de la desvinculación.

Sin embargo, la Justicia Laboral estableció que no corresponde realizar ninguna retención sobre la indemnización por tratarse de una prestación que no constituye ganancia en los términos descriptos como imponibles en la ley pertinente.  Ello fue confirmado por la C.S.J.N. en los fallos “De Lorenzo, Amelia Beatriz c/ DGI” y “Cuevas, Luis Miguel c/ DGI”.

Además, en el fallo “Negri, Fernando Horacio c/ AFIP DGI” la C.S.J.N. sentenció que tampoco están alcanzadas por el impuesto las gratificaciones por cese, es decir, las sumas que perciba el trabajador en un acuerdo rescisorio homologado ante el Ministerio de Trabajo.